Publicado el Deja un comentario

CÓMO ORGANIZAR LA COLADA Y LA PLANCHA

El cuidado de la ropa es una de las tareas más cíclicas que hacemos en casa. Su frecuencia depende mucho del número de miembros en la familia, y de la cantidad de ropa que tengan. Para que la ropa no se acumule en montañas interminables de ropa sucia, ropa pendiente de doblar o para planchar te voy a dar un par de pautas para tenerla bajo control.

ESTABLECER DÍAS DE LAVADO Y PLANCHA

Lo primero que debes hacer es establecer los días de lavado, para ello tomarás en cuenta que el día que ponemos la lavadora debemos tener tiempo para tenderla, recogerla y guardar la ropa. El día de lavado incluye el ciclo completo que requiere la ropa. (lavar, tender, doblar, planchar si fuera necesario, y colocar en su sitio )

Te aconsejo que fijes un par de días a la semana para la ropa de diario, otro día para las toallas, otro día para las sábanas, y así sucesivamente distribuyas a lo largo de la semana los días de lavado de determinadas prendas de vestir o ropa del hogar.

Con esta fórmula lo que pretendo es que puedas dedicarle el tiempo que necesita al ciclo del lavado de la ropa desde el principio hasta el fin, con lo cual evitarás escenas de malos hábitos como : recoger la ropa y tener que dejarla echa una bola en un rincón hasta que tengas tiempo de doblarla o planchar o, bien doblarla y aparcarla otro par de días en la cesta hasta que llegue a su lugar de destino.

Si no tienes tiempo de planchar el mismo día , guarda la ropa doblada en cuartos en una cesta. No la hagas una bola porque se crearán más arrugas y te supondrá más trabajo en el momento de planchar. Y lo más importante, establece un día fijo para realizar la tarea de la plancha así evitarás que se te pasen los días y la montaña siga creciendo porque te costará hacer frente al volumen de ropa acumulado.

ORGANIZAR LA ROPA SUCIA

Es importante organizar la ropa en el armario pero también es importante organizar la ropa cuando está sucia. Para ello debemos asignar una cesta o bolsa para cuando la ropa necesite lavarse. Mi recomendación es que pongas un cesto por habitación y otro a dónde vaya la ropa de la cocina, las toallas, sábanas, etc.

Con esto consigues organizar la ropa hasta que llegue a la lavadora en donde la tratarás y lavarás según sus características y cuidados. Además resultará más fácil lavar según la planificación establecida, por ejemplo el día de la ropa de los niños sólo tienes que coger el cesto de los niños y llevarla a la zona del lavado. Caso contrario si la ropa sucia la acumulas toda en un mismo cesto o en el mismo tambor, luego tendrás más trabajo pues debes sacar, clasificar, y lavar como corresponde.

OPTIMIZAR

Cuando ya tengas los días de lavado establecidos, programa la noche de antes la lavadora para que esta termine a la hora en que puedas tenderla por la mañana. Sacarle partido a las funciones de tus electrodomésticos te ayudará a ahorrar tiempo, y en este caso sólo tienes que levantarte y tender la ropa.

TRUCO: para el cuidado adecuado de tus prendas, no utilices más producto que el recomendado por el fabricante. Conservarás en mejores condiciones tus prendas.

Y finalmente para optimizar el uso y el tiempo de la plancha , debes prestar atención al tendido de la ropa . Antes de tender sacude la ropa , de esta forma las arrugas se disiparan al airearse. Cuelga en perchas los vestidos y las camisas para que no se arruguen de más y utiliza pinzas que no aprieten demasiado la ropa.

Utiliza una plancha con función de vapor o de las que liberan un chorrito de agua. Las prendas húmedas se planchan mucho mejor.

Con una buena organización de las tareas y cambio de costumbres para el cuidado de nuestras prendas de vestir conseguiremos que dejen de ser una pesadilla.

¡Gracias por leer y hasta la próxima!