Publicado el Deja un comentario

CLAVES PARA HACER UNA LIMPIEZA DE ARMARIO

La limpieza del armario es la base al temido cambio de armario. Un buen saneamiento de nuestras prendas es imprescindible para llevar a cabo un cambio de armario fácil y práctico en el futuro.

Este es uno de los pasos que más nos cuesta asumir porque esto supone hacer un análisis minucioso de todo lo que tenemos guardado.  Si somos de comprar  temporada tras temporada sin eliminar apenas o más bien nada seguramente nuestro armario esté hasta arriba de ropa.

Las razones por las que podemos llegar a tener mucha ropa son totalmente personales. Nos puede gustar mucho la ropa, o tener un trabajo que nos exige guardar determinada imagen, etc. Etc.

No te voy a decir el número de prendas que debes tener porque no se trata de eso. Podemos tener la cantidad de ropa que se nos antoje pero para mantener el orden es necesario no perder de vista determinados parámetros que nos ayudarán a tener el armario de nuestros sueños.

A continuación te hablo de la primera clave para hacer una limpieza de armario.

BUSCA TU ESENCIA

Y con esto me refiero a que analices ¿quién eres? , ¿Cómo te describirías? , ¿A qué te dedicas? Cuando tengas claro cuál es tu personalidad sabras perfectamente el tipo de ropa que encaja contigo  “hoy en día “ por lo tanto, será mucho más fácil valorar lo que debe quedarse en el armario porque encaja perfectamente con tus necesidades diarias de guardarropa.

Para encontrar tu estilo busca iconos de estilo, aprende los colores que más te favorezcan, identifica lo que no te gusta, encuentra las prendas que serán tu sello. 

Si te arriesgas a ser tu misma, seguro acertarás.                      

SINCERIDAD

Otra de la claves para hacer la limpieza del armario es la sinceridad contigo misma. Evita caer en la tentación de quedarte con prendas que no tiene ningún sentido guardar o porque te sientes menos culpable si las conservas.   Te invito a que analices tu armario desde el punto de vista práctico sin sentimentalismos superfluos que pueden confundirte para tomar las decisiones correctas.

La selección de lo que te quedas deberá ser lo más ajustada posible a tu realidad, a tus rutinas, y a tu vida en el presente.

DE LA TEORÍA A LA PRÁCTICA

La rutina de la limpieza del armario además de ser un paso previo al cambio de armario la debes incorporar en tu vida diaria como un ejercicio de orden. Algo así como un ritual. Antes de comprar nada, echa un vistazo a tu armario y decide que cosas ya no deseas conservar y cámbialas  por prendas más actuales, o que te gusten más. 

Cuando realizas limpiezas de armario frecuentes es mucho más fácil mantener el orden en tu ropero y por lo tanto, hacer un cambio de armario más simple.